Inspección de instalaciones de baja tensión

cuadro electrico de las inspecciones reglamentarias para hosteleriaLa legislación vigente establece la obligación de realizar inspecciones reglamentarias iniciales y periódicas de las instalaciones eléctricas de baja tensión. En concreto, el procedimiento para las inspecciones y su periodicidad están regulados por el Real decreto 842 / 2002, de 2 de Agosto, por el que se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión.El uso masivo de instalaciones eléctricas de baja tensión en viviendas, edificios, locales de todo tipo, industrias, etc., conlleva un riesgo potencial que es necesario minimizar. Por tanto, estas instalaciones están sujetas una estricta regulación en lo que se refiere a su ejecución y puesta en servicio y a sus requisitos de seguridad, procedimientos de conservación y control de los mismos. El Reglamento establece las condiciones técnicas y garantías que deben reunir las instalaciones eléctricas conectadas a una fuente de suministro en los límites de baja tensión, con el fin de preservar la seguridad de las personas y los bienes, de asegurar el normal funcionamiento de dichas instalaciones y prevenir las perturbaciones en otras instalaciones y servicios y de contribuir a la fiabilidad técnica y a la eficiencia económica de las instalaciones.

Instalaciones de baja tensión

Tipos de inspección

Las instalaciones que se indican a continuación, antes de su puesta en servicio y tras modificación/reparación de importancia o ampliación, serán objeto de inspección inicial:

* Locales de Pública Concurrencia; Locales de Espectáculos y actividades recreativas Locales de reunión, trabajo y usos sanitarios Locales clasificados en condiciones BD2, BD3 y BD4 Locales capacidad de ocupación de más de 100 personas.

* Locales con riesgo de incendio o explosión, de clase I, excepto garajes de menos de 25 plazas.
Imagen relacionada

* Instalaciones de alumbrado exterior con potencia instalada superior 5 kW.

* Zonas comunes de edificios superior a 100 Kw.

* Locales mojados superiores a 25 Kw.

Periodicidad 

* Todas las instalaciones eléctricas en baja tensión indicadas en el punto anterior: cada 5 años.

* Las comunes de edificios de viviendas de potencia total instalada superior a 100 kW: cada 10 años.

Instalaciones de alumbrado exterior

La inspección de instalaciones de alumbrado exterior recogidas en el Real Decreto 842/2002 (las descritas en la ITC-BT 09; las de fuentes, objeto de la ITC-BT 3; las de alumbrados festivos y navideños, contempladas en la ITC-BT 34), se regula por el Real Decreto 1890/2008, de 14 de noviembre, (BOE 19/11/2008), por el que se aprueba el Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior.

Tipos de inspecciónImagen relacionada

* Inspección inicial para instalaciones de más de 5 kW de potencia instalada.

* Inspección periódica para instalaciones de más de 5 kW de potencia instalada.

Periodicidad 

* Cada 5 años.

 

Estas inspecciones periódicas reglamentarias sólo son realizadas por personal técnico cualificado por su formación y experiencia, perteneciente a cualquiera de los Organismos de Control Autorizados (OCA).  

Las comunidades de propietarios titulares de las instalaciones tienen la obligación de mantenerlas en buen estado y pasar las inspecciones y revisiones establecidas por la Administración. En primer lugar, el cumplimiento de esta normativa de seguridad evitará cuantiosas multas, y en segundo lugar, sin ser menos importante, aportará tranquilidad a los comuneros, porque unas instalaciones con todas las inspecciones reglamentarias en vigor, son unas instalaciones seguras.

Si la instalación no precisa de ningún cambio, se hace entrega de un cerficado oficial favorable.  En caso contrario es decir, si la inspección eléctrica ha sido derogada se establecen unas condiciones mínimas de seguridad que se deben adoptar, teniendo en cuenta defectos que impliquen riesgo grave, o produzcan perturbaciones en el normal funcionamiento de otras instalaciones.

Los propietarios  deberán contactar inmediatamente con la empresa Instaladora y mantenedora de estos servicios para proceder a los cambios necesarios para superarla, desde cambios de menor importancia a reformas integrales eléctricas, cambios en cuartos de contadores, adopción de nuevos sistemas de medición, sustitución de cajas o replanteamiento del sistema eléctrico del edificio o comunidad.